¿Qué prefieres ser? ¿Empleada, autoempleada o mujer líder global?

Ser una Mujer líder global es expansión, escalabilidad, es ser estratégicas para que nuestro negocio trabaje por nosotras y no nosotras por nuestro negocio.

¡Hola!, esperamos que tengas un maravilloso día repleto de oportunidades que te lleven a tomar decisiones de éxito. Independientemente de a lo que te dediques, que el sol brille para que disfrutes de todo lo bueno que te pasa.

¿Y si llueve? Que las gotas de agua aceleren tus emociones y adrenalina para igualmente disfrutar de la naturaleza.

¿Qué más es posible?

Todo lo que está pasando en Conecta con Nosotras es maravilloso y extraordinario. Gracias a esta conexión sana, genuina y auténtica, estamos logrando llegar a muchas mujeres en todas partes del mundo.

Nos leen, responden nuestros correos, escriben, participan y cada vez se suman más mujeres a nuestras transmisiones en vivo, que nos encantan y estamos reordenando y reorganizando para aprovechar al máximo cada transmisión.

La conexión la vivimos desde lo más profundo de nuestro ser, esa es una importante diferencia a destacar, porque es lo que nos acerca a cada mujer que decide quedarse con nosotras y ser parte de este universo que estamos creando, único y con lugar para quien desee acompañarnos.

A ritmo acelerado hemos tomado decisiones todos los meses y hemos realizado una lectura profunda de lo que fue sucediendo en la comunidad: mujeres que están participando de manera activa, otras que prefieren el silencio y leer o seguir nuestros movimientos, quienes ya no participan o mujeres que nos van descubriendo con el paso del tiempo.

Todas y cada una nos ha dejado información que aprovechamos al máximo para crear contenido y lo mejor de todo, enfocarnos en la conexión que nos une y nos acerca cada vez más a sus corazones.

Esto va más allá del marketing o las ventas. Esto tiene que ver con nosotras mismas, la relación con las demás personas, lo que deseamos, queremos, a dónde queremos llegar y cómo avanzamos.

A nosotras se acercan mujeres con diferentes perfiles y características, donde notamos la gran necesidad generalizada de tener un espacio propio donde manifestarse y ser libres en todo sentido.

Empleadas: sin importar el rubro, que buscan un nuevo camino y no se animan a salir de la zona de confort y dependen de un sueldo seguro para mantenerse mes a mes. En este momento que vivimos en Argentina, nuestro país, es entendible y razonable porque la hiperinflación no ahorca y las personas sobreviven.

Dependen completamente del reloj, las alarmas para cumplir horario, no llegar tarde, ser responsables con su puesto de trabajo. Esto les impide estar más presentes en sus hogares, con su familia, hijos, pareja. El tiempo y la vida pasan y sus actividades dependen de los horarios que les quedan libres para hacer algo que les guste.

Y a fin de mes, todo el esfuerzo se va en impuestos, traslado, alimentos, necesidades básicas, sin dar lugar a un respiro o separar un monto para el ahorro. Desalentador, agotador, frustrante. Pero real.

Salvo que tengan un super puesto donde su sueldo supere la expectativa y libremente puedan gastar o invertir. Contados casos, al menos en mujeres que llegan a Conecta con Nosotras.

Autoempleada: Mujeres que se lanzan a la aventura de emprender, tener su negocio propio, manejar sus tiempos y ser su propia jefa.

No todo es lo que parece o como nos imaginamos que será. De hecho, una se convierte en una autoempleada, con aún más responsabilidades y compromisos que no puede quitar de su cabeza hasta cumplir con lo que tiene que hacer.

Donde aparece el exceso de estrés, mal sueño, ansiedad, mala gestión de tiempo. El reloj también se convierte en una pesadilla, porque a veces hay que trabajar demasiadas horas o no tienen un horario definido destinado al trabajo y otro para sus actividades personales. Lo que lleva a que descuiden su alimentación, vida sana o al aire libre, familia, pareja, amigos.

Es como una rueda que gira y te arrastra, hasta que una decide frenar. Respirar. Mirar. Y decidir cómo avanzar.

También es real que el dinero, al menos en Argentina, nunca alcanza y se vive en un maratón para sobrevivir.

Mujer líder global: en este punto hablamos de deseo, de un sueño que sí se puede lograr. Pero para eso hay que ser conscientes de que hay que frenar y tomar tiempo para pensar, analizar, ser realistas con la situación que vive cada una y en qué momento de la vida se encuentra. Pensar en ser una Mujer líder global es salir completamente de la zona de confort y enfrentarse a tomar decisiones difíciles y reconocer que no estamos recibiendo los resultados esperados, pero lo hacemos o lo seguimos haciendo porque hay dinero de por medio y lo necesitamos.

Hace poco tiempo Flor dijo en varias oportunidades: “Somos mujeres ambiciosas que disfrutamos de las delicias de la vida.”

Y para confirmar ese mensaje lo puso en su detalle de Instagram, porque lo cree y así lo piensa.

¿Qué es una delicia de la vida?

Puede sonar amplio, pero es simple. Así es, lo sencillo, lo que realmente disfrutamos, como por ejemplo, leer un libro, salir a caminar, compartir un café con alguien, tomar mates, cocinar, prender un sahumerio, salir de compras, ir de paseo, tomar vacaciones, sentarse al sol, conversar con personas, reír, emocionarse, liberarse, sentir. ¿Y saben qué? Todo esto sin estar pendientes del reloj, de las alarmas, de tener que salir una hora antes para llegar a tiempo. Sin dejar a nuestros hijos con alguien que los cuide, podríamos poner muchos ejemplos, pero se entiende lo que queremos transmitir.

Ser una Mujer líder global es expansión, escalabilidad, es ser estratégicas para que nuestro negocio trabaje por nosotras y no nosotras por nuestro negocio. Es anticiparse a la toma de decisiones para que el dinero se fabrique mientras estamos creando, durmiendo, disfrutando, compartiendo, sin depender de nuestra presencia física. Dando descanso al cansancio y liberando el estrés para vivir mejor. Sin cumplir horarios y correr para llegar a tiempo.

¿Lo pensaron alguna vez de esta forma?

Cuando cambiamos el norte, damos un giro y nos posicionamos hacia donde queremos ir, nos convertimos en un imán de atracción que acerca a personas que piensan igual o parecido a lo que queremos lograr, surgen ideas, nuestra creatividad se activa al 100%, tenemos ganas de hacer cosas interesantes que llamen la atención de otras personas. Cambia todo, aparece la CLARIDAD, difícil de encontrar la mayoría de las veces.

¿Y el dinero?
Se multiplica, llega sin todo el esfuerzo extremo que una hace todos los días por un sueldo. Vale más y ganarlo no nos desgasta tanto, porque empezamos a disfrutar del proceso y la transformación.

Aceptamos la nueva forma de conseguir nuestros ingresos. Tampoco decimos que es tan fácil, tiene su desarrollo, sus idas y vueltas, mejores momentos que otros, pero sí, hay una libertad que nos eleva y nos hace más poderosas.

Lanzamos nuestro primer programa para que vivamos juntas esta transformación, acompañadas y en comunidad, no van a estar solas, vamos a ir de la mano con ustedes para que lo sientan y lo pasen por el cuerpo, lo vibren y hagan el clic para convertirse en una Mujer líder global y lleven sus ideas y negocios a internet, donde no hay techo y se puede crecer y escalar a nivel global.

¿Qué más es posible?

Estamos en momento de postulación, fascinadas por las mujeres que ya completaron el formulario. En este link: https://conectaconnosotras.com/espera-programa/ van a encontrar más información y el botón para postularse.

Es momento de invertir en una misma, sin culpa. Proyectando quiénes quieren ser en el futuro, tal vez de aquí a 3 años o 5. Visualicen lo que desean, lo que les gustaría. Esa es la meta y con nuestro programa: “Conecta con tu Propósito – Cómo transformar tus ideas en negocios digitales.”

Será posible.

Con amor, determinación y convicción,

Flor y Orne.

Loading

Nuestras redes

Artículos relacionados

Unite a nuestra Comunidad Gratis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio