Emprender: cómo vivo esta transformación acompañada de mujeres

Todavía suenan en mi cabeza aquellas dulces palabras “hacete amiga” (hace ya 34 años) cuando mi querida e inolvidable maestra Ruth Viegener en San Carlos de Bariloche, así me presentó a la arcilla, y no nos separamos más.
Todos estos años he pasado con mis manos en el barro, y en paralelo, trabajando de técnica en prótesis dental, hasta que, al día siguiente del 18 de febrero de 2021, cumplidos mis 60 años me jubilé, guardé todo lo de mecánica dental, para dedicarme, todos los días, todo el dia a hacer cerámica.


¿Tenía idea yo de lo que estaba ocurriendo? ¿Me puse a pensar en algún momento que “el hacer cerámica” iba a terminar en un emprendimiento? ¿Imaginaba yo conocer palabras nuevas como “Feed”, “Reel”, o Podcast. ¡No! no tenía idea.
Si bien siempre fui rebelde, curiosa y creativa, tomé conciencia de lo que estaba haciendo el dia que me decidí a hacerlo, el día que me dije: quiero, puedo ¡y lo voy a hacer!

Hacer cerámica es mi pasión, es mi filosofía de vida. Creo piezas todos los días, dándole forma a la arcilla y decorando con óxidos y esmaltes, todo artesanalmente, en diferentes técnicas (menos con moldes, porque estaba muy cansada de trabajar con yeso en mecánica dental) para después hornear y disfrutar ese objeto de cerámica que me va a trascender!

Y ¿por qué hablo de “emprendimiento”? Porque es eso justamente: un proyecto creativo, pensado y organizado para lograr una entrada económica razonable y propicia para mi bienestar.
Descubrí que “emprender” es lo que estuve haciendo siempre, y si me pongo a pensar es desde aquel verano en la ciudad de Mar Del Plata, teniendo yo 12 años y pidiéndole a mi padre si podía comprarme una pinzas, alambre de alpaca y mostacillas para hacer pulseritas (lo hice 3 veranos vendiendo en Plaza Colón) y toda la familia chocha con la gran actuación de Claudia en la Plaza, y yo era feliz, conociendo gente y pudiendo vender mis creaciones.


Soy mujer emprendedora, mujer ceramista emprendedora.
Mi emprendimiento se denomina “Clo cerámicas”, “en donde el barro en mis manos se transforma en una cerámica única y maravillosa que iluminará tu día a día.
Exactamente así, es eso, y no se hizo de un día para el otro como podrás deducir.
Hoy, tener 63 años, ser consciente de lo que hago, amando lo que hago y cómo lo hago ¡es un privilegio!

Pero hay un detalle muy importante también en toda esta historia: tuve gente que me acompañó y me -“ayudó”?- sería la palabra?? Me corrijo: en vez de “gente”, tengo que escribir “mujeres”.
Mujeres que han estado al lado mío alentándome, acompañando este proceso inmenso de creativdad y de evolución.
Desde el inicio, mis primeras maestras, mis hermanas, mi madre, mis hijas, mis amigas y desde hace algunos meses, “las mujeres conecta”.


No tenemos ni idea de lo poderosas que somos, hasta que te juntás con mujeres.
No tenemos conciencia del poder transformador que tenemos dentro, hasta que lo sentís.
No tenemos ni idea de lo que somos capaces de hacer cuando lo decidimos, hasta que lo hacés.
Muy dentro nuestro sabemos que tenemos que enfrentar nuestros miedos, quemar nuestros mandatos sociales, y mirarnos así al espejo y sonreír sabiendo que podemos hacer lo que querramos!.
Sólo tenemos que decidirlo: levantarnos un día y decir: ¡es hoy! Y ahí te das cuenta de todo, te das cuenta que podés y nada ni nadie te va a detener y te vas a sentir plena y poderosa.

En estos últimos meses vividos acá en mi querida ciudad de El Trébol, Sta.Fe, Argentina he aprendido a poner palabras justas a los hechos porque he conocido a “Conecta con Nosotras”.

Esta comunidad de mujeres “Conecta con Nosotras” se ha formado de la mejor manera que se pudo haber formado: la misma energía fluyó solita entre todas para que se forme, es lo más transformador y maravilloso que pudo haber pasado. Y yo la acepté. Yo la sentí y no la suelto.

Es fundamental creer en nosotras mismas y si estamos con mujeres que nos apoyan y nos valoran para que podamos crecer y vivir con nuestros emprendimientos, es mucho mejor todavía. Puedo dar fe “Conecta con Nosotras” es ese lugar donde encuentro todo eso, y todos los días sigo aprendiendo.

PD: Escribo como si estuvieras enfrente mío hablándote.

Loading

Nuestras redes

Artículos relacionados

Unite a nuestra Comunidad Gratis

4 comentarios en “Emprender: cómo vivo esta transformación acompañada de mujeres”

  1. Que bello articulo Clau! cuando avance y crecimiento en todos estos meses. Me llena el alma ver como descubrís otras formas de llevar adelante tu negocio.
    Ya no sos la emprendedora que conocí, están en plena transformación de mentalidad para convertirte en empresaria de la cerámica y artesanía.
    ¡Felicitaciones!
    También agradecerte por ser una Mujer Conecta muy presente y activa. Un gran pilar de nuestro proyecto.
    El mayos de los éxitos

    1. Gracias Flor!..es que tenía que decirlo, y bien consciente de que juntas es mejor. ..y “conecta con nosotras” tiene mucho que ver, como lo cuento ahí. Siento que es un motorcito que me acompaña, sigo aprendiendo y desafiándome todos los dias. gracias.

  2. Que lujo leerte y realmente sentir eso tan cercano de que me estas hablando, volver a reconfirmar algo que vengo pensando… que EMPRENDER es una manera de vivir. Abrazo y gracias por compartir tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *